viernes, 31 de diciembre de 2010

Trampa inversa

¿Adió?
En la India ocurrió esta desgracia:

Érase una muchachita, llamémosla Minati Khatua, que se casó con un buen hombre, llamémoslo Sitakant Routray, él le hizo regalos caros, se preocupaba por ella y hasta le pasó unas 350 libras, la bronca vino después cuando el muchachón no consumaba la unión, él alegaba cosas de relacionadas con su religión, pero Minati deseaba que su marido le diera, pero mientras se bañaba él, ella se topó con, oh sorpresa, que el señor era ya más bien señora.


¿Por qué, por qué esto? Porque en la India el matrimonio viene con dote, con la dote puedes mantener la casa. Eso la animó más que la belleza de la novia, lo malo es que en la India esto es fraude y vienen perks muy feos.

Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

A ver, ¿qué nos quieres decir?