sábado, 15 de enero de 2011

¡Sancho!

Don't Eat It!No, así no fue, Image by DistortedSmile via FlickrAh, cosas que traé la vida, en Napoles, en donde cada año se licúa la sangre de San Ciro (¿o era San Genaro?) pasó esta otra madre.

Un babas, llamado Donnie Darco Sangermano estornudó una bala calibre 22 que le habían metido del modo usual por la cara durante un debate sobre literatura rusa en la casa de una tía



Europa Press dice:

Cubierto de sangre, pero aún consciente, el joven estornudó la bala poco después y, aparte de un dolor de cabeza, aseguró a los médicos que se sentía bien. Sólo necesitó cirugía para que le limpiasen la herida y se deshicieran de los fragmentos óseos. 

Los galenos explicaron que la bala se había alojado en la parte detrás de los ojos y se alojó cerca de la cavidad nasal sin causarle daños cerebrales de riesgo.

WOW.
Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

A ver, ¿qué nos quieres decir?